16.8 C
Buenos Aires
28 septiembre, 2022 12:22pm

Las 5 plantas más fáciles de cuidar

Potus

potus

El potus es una planta nativa del sudeste de Asia. Sus hojas son perennes, lo que quiere decir que no caen en otoño.

 

Lo llamativo de estas plantas es que pueden encontrarse en una gran variedad de tonalidades como verde neon, verde oscuro, amarillo o con manchas blancas. 

 

Pero tener esta planta no solo implica solo poner un poco más de verde en casa, sino purificar el ambiente. Uno de los mayores beneficios del potus o pothos es que es capaz de eliminar toxinas presentes en la atmósfera. Además de que bloquea totalmente, tres tipos de gases  de alto riesgo para la salud y el medio ambiente.

 

De seguro, alguna vez, has entrado a la casa de ese amigo que no cuida las plantas y te preguntaste ¿Cómo es que ese potus sigue vivo? Y es que sus cuidados son bastante sencillos:

 

  • Se trata de una planta que puede estar tanto en tierra como en agua, por lo que, si eres de esas personas que olvida el riego semanal, podés dejarla en un jarrón de agua y la planta se cuidará sola. 
  • No es una planta que necesite luz o sombra, puede estar en cualquier parte. Generalmente suele ser muy elegida como decoración de interiores. 
  • La temperatura óptima para un potus es de entre 15º a 30ºC.

 

Cintas

Cintas

Las cintas o Chlorophytum comosum es una planta, también perenne, que pertenece a la familia Agavaceae, originaria de Sudáfrica. 

 

Se le conoce popularmente como cinta, malamadre, araña, lazo de amor o rayito de sol. 

 

Su fácil cultivo en maceta  hace que sea una planta muy elegida para el interior ya que su rango de temperaturas ideales va desde los -2º hasta los 30ºC. 

 

En cuanto a la forma de las plantas tipo cita, se puede ver una tendencia a los colgantes, con hojas largas y luminosas. En medio de estas hojas, se desarrollan estolones y, a veces, diminutas flores de color blanco. 

 

Es tan fácil de reproducir y de cuidar que suele recomendarse como planta para principiantes. 

Entre sus beneficios podemos encontrar su eficacia para la eliminación de monoxido de carbono y xileno, componentes muy peligrosos. 

No es una planta que necesite de un riego constante. Con dos a tres veces por semana en verano y una por semana en invierno, todo está solucionado.

Suculentas

Suculentas

Las suculentas son conocidas por ubicarse en las casas de los olvidadizos. En la jardinería, conocemos como “olvidadizos” a aquellos que no recuerdan tener una planta como responsabilidad. 

 

Las plantas que son de tipo suculentas, suelen almacenar una gran cantidad de agua en sus hojas, tallos y raíces, lo que les permite sobrevivir a una larga temporada árida sin ningún problema. 

 

Existe una muy amplia y fascinante variedad de suculentas. Siempre ideales para decorar y llenar de vida cada uno de los rincones de tu casa. 

 

Si contás con poco tiempo para dedicarle a tus plantas o te considerás uno de los olvidadizos, las suculentas son perfectas para vos. 

 

Cola de Tigre

Cola de tigre

Este tipo de planta procede de África y, a lo largo de los años, ha sido llamada por miles de nombres distintos. San Jorge, lengua de vaca, cola de lagarto o planta de serpiente. 

 

Se trata de una planta realmente resistente y longeva que, incluso sin cuidados, puede sobrevivir durante grandes periodos. El aspecto de la cola de tigre es realmente estructural, por lo que es utilizado en decoraciones de ambientes modernos gracias a sus erguidas hojas que llegan hasta los 50 cm de alto. 

 

En función de la especie de la que estemos hablando, se puede cultivar en interior o exterior, aunque la ubicación no suele presentar grandes dificultades. 

 

La atención constante no es un requisito para la cola de tigre. Suele ser una planta de desarrollo muy lento que, anualmente, puede crear solo tres o cuatro hojas nuevas. 

 

Monstera

Monstera

Desde el centro de México hasta el norte de Argentina podemos encontrar las conocidas monsteras o costillas de Adán. 

 

Aunque muchas veces se usa como planta de maceta, la monstera, es un planta trepadora, por lo que sus tallos se extienden flexibles como soportes para mantenerla erguida. 

 

Para poder sujetarse a cualquier tipo de soporte, las costillas de Adán, desarrollan gruesas raíces aéreas que se introducen en pequeños lugares como grietas de las paredes o cortezas de árboles. 

 

Estas raíces aéreas se nutren de la humedad que provee el ambiente. De esta manera no nos tenemos que estar preocupando constantemente por su cuidado. 

 

¿Querés saber más sobre pasatiempos?

 

Seguí leyendo: Descubre la decoración que está de moda en 2022

 

 

 

Más articulos

Últimas noticias