sábado, enero 29, 2022
InicioDeportesEl superclásico volvió a ser de River

El superclásico volvió a ser de River

Mendoza.- Boca y River se volvieron a ver las caras este sábado en Mendoza. El conjunto dirigido por Marcelo Gallardo se quedó nuevamente con el superclásico y así consiguió  la Copa Nofal tras vencer 1-0 a Boca con un gol de Mora de penal. La semana anterior, el xeneize cayó ante su eterno rival en Mar del Plata.

En el segundo superclásico de este 2016, el que volvió a festejar fue River. El conjunto Millonario repitió lo sucedido en Mar del Plata, y venció al equipo del Vasco Arruabarrena 1-0, nuevamente con un gol de penal y tras un partido parejo en el que supo corregir los errores del primer tiempo y mejoró mucho con los ingresos de Driussi y Pity Martínez. Para Boca fue el broche negro que le faltaba, para cerrar un torneo  de  verano para el olvido: 4 partidos jugados, 4 perdidos (1-0 ante River en Mar del Plata, 4-2 ante Racing, 2-0 ante Estudiantes; 1-0 ante River Plate en Mendoza). River volvió a festejar: en un superclásico no hay amistosos.

El Vasco Arruabarrena metió un volantazo tras un verano sin luces y con derrotas dolorosas: tres centrales en el fondo (el juvenil Moreno, Tobio y Rolín) y los laterales volcados al medio, Peruzzi por derecha y el debut de Frank Fabra por izquierda. Del otro lado, para los de Nuñez, también hubo novedades ya que Ponzio se retrasó para ocupar el lugar del suspendido Maidana en la zaga /le dieron dos partidos) y Nico Domingo también bajaba para formar línea de tres en la salida.

El partido arrancó con buen ritmo, nada tendría que ver con el encuentro disputado en el José María Minella. Carlitos Tevez fue quien tuvo la primer chance tras un derechazo que rechazó Barovero y el uruguayo Mora respondió rapidamente zurdazo desde afuera que controló Orion. A los 12 minutos, Tevez tuvo una chance inmejorable ingresando frontal al área tras una muy buena habilitación de Chávez (le bajó la pelota de cabeza) pero salió desviado y no pudo abrir el marcador.

Boca era más. Los xeneizes lucían más consolidado, ante un River con serios problemas defensivos. Balanta fue quien intentó salir jugando con Barovero, pero la dejó corta y casi termina en gol de Boca. Unos minutos más tarde fue Ponzio el que dudó en la salida. Y también Mercado exigió a su arquero con un pase atrás. River no lograba conectar.

El equipo de Gallardo no le encontraba la vuelta al partido. Ni  Lucho González ni Nacho Fernández acertaban los pases,  los dos delanteros quedaban desconectados.

Terminó el primer tiempo y ambos se fueron al vestuario con un 0-0. En el complemento, Marcelo Gallardo metió a la cancha a Driussi (por Alario) y a Mayada (por Lucho González) que jugó por izquierda con la intención de frenar a Peruzzi. Ya en el arranque de la segunda parte,  Driussi gambeteó contra tres defensores de Boca sobre la línea de fondo y sacó un remate seco y  casi mete el balón en el primer palo de Agustín Orion. Nicolás Lodeiro se encargó de pegar un zurdazo y así obligó  una buen estirada de Barovero. Frank Fabbra, el nuevo refuerzo de Boca y jugador de la Selección Colombiana, dio una buena impresión en su debut con la azul y oro.

River ya había logrado equilibrar el trámite. En Boca no aparecía Tevez, que tomaba malas decisiones y desperdició varios avances. El partido cayó en un pozo. Ninguno de los dos parecía sólido en el fondo pero tampoco estaban finos en ataque. Driussi mejoró a River, le dió otra explosión, pero necesitaba socios. Fue Pity Martínez el que ingresó con esa tarea.

Cuando parecía que el partido estaba destinado al cero, Sebastián Palacios le cometió un penal innecesario al Pity Martínez: se lo llevó puesto cuando el jugador de River controlaba la pelota tras un rechazo de pelota parada. Fue Mora el encargado de meter el 1-0 para River.  Y así quedó el marcador al finalizar el encuentro, a favor del millonario. Boca fue superior en el primer tiempo pero aún así no pudo marcar la diferencia. El equipo del Vasco jugó mejor la parte inicial pero no contó con buenas definiciones de sus jugadores de ataque, en especial Teévez, quien caminó la mayor parte del partido. En cambio lo de River fue a su favor,  de menor a mayor. Creció con  Driussi y Martínez, y otra vez, se quedó con el clásico.

https://www.youtube.com/watch?v=JfACKbCHRwU

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments