miércoles, enero 19, 2022
InicioInternacionalesInesperado giro en el caso Dalmasso

Inesperado giro en el caso Dalmasso

Córdoba, Argentina.- Luego de casi diez años sin novedades por el crimen de Nora Dalmasso, el fiscal Daniel Miralles resolvió esta tarde imputar a Marcelo Macarrón, esposo de la víctima.

El dictamen de Miralles ubica en el centro de la sospecha al viudo de Dalmasso, en lo que representa un giro abismal e inesperado en la causa. El fiscal clasificó al delito como «homicidio calificado por el vínculo» y además, según lo que se desprende del dictamen, le impuso el pago de una fianza de tres millones de pesos para que pueda declarar en condición de libertad. Aunque no está confirmado, la citación sería para finales de este mes.

El abogado de Macarrón aseguró la imputación en dialogo con A24 y manifestó que se enteró de la noticia a través de los medios. Luego, agregó que debió haber aparecido una pista que modificó el cuadro probatorio. Por último, molesto por la variación en la causa, criticó: «la imputación me parece tan absurda como la que en su momento formularon al hijo».

[pullquote]Un 26 de noviembre de 2006, Nora Raquel Dalmasso, fue hallada desnuda y degollada en su casa del barrio privado Villa Golf, en Río Cuarto.[/pullquote]

El pueblo cordobés se vio conmocionado un 26 de noviembre de 2006, luego de darse a conocer un crimen que sembró grandes incertidumbres. Nora Raquel Dalmasso, de 51 años, fue hallada desnuda y degollada en su casa del barrio privado Villa Golf, en Río Cuarto, a unos 225 kilómetros de la capital de Córdoba. El cuerpo fue encontrado sobre la cama de su hija, golpeado y ahorcado con el cinto de una bata.

Mientras, su esposo, el médico traumatólogo Macarrón (quien fue imputado hoy),  se estaba consagrando campeón de un torneo de golf en Punta del Este, Uruguay. La hija (hoy de 25 años) se encontraba en Estados Unidos y el hijo, Facundo Macarrón (28), se ubicaba en Córdoba capital, según sus declaraciones.

Los estudios forenses arrojaron que Dalmasso tuvo relaciones sexuales antes de su muerte. Sin embargo, este importante dato no fue suficiente para esclarecer si las relaciones fueron a conciencia o la derivación de una acción abusiva. Tampoco se estableció si el homicidio fue cometido tras el supuesto abuso o posterior al mismo.

[pullquote]El informe genético evidenció extractos de ADN pertenecientes al esposo en la escena del crimen.[/pullquote]

El revés de la causa tuvo comienzo en el mes pasado, cuando el fiscal Javier Di Santo fue apartado como consecuencia de sus escasos resultados y asumió el actual Miralles. Di Santo fue quien inició el caso y a lo largo de la investigación tuvo varios sospechosos que fueron sobreseídos por falta de pruebas. Uno de ellos fue Gastón Zárate (36), un pintor que trabajó en la casa de la familia Dalmasso. Lo detuvieron en 2007 y lo liberaron en 2011. También se intentó apuntar al hijo, Facundo Macarrón, y fue acusado por «sospecha leve» durante unos meses. En 2012 fue sobreseído.

Di Santo también dejó escapar, o en todo caso, hizo la vista gorda a una prueba que el nuevo fiscal caracterizó como motivación crucial para su nueva línea de investigación. El informe genético evidenció extractos de ADN pertenecientes al esposo en la escena de crimen. Di Santo descartó esta prueba y se basó en que el marido estaba en Uruguay, ratificado por testigos que declararon en el expediente. Hoy, a casi diez años de un homicidio que causó estupor en la ciudadanía cordobesa, la causa sufrió un giro inesperado.

Artículo anteriorJusta igualdad en Mar del Plata
Artículo siguienteJesús tenía ADD
RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments