26.7 C
Buenos Aires
8 diciembre, 2022 10:10am

Monetizar mi contenido: ¿Spotify o Youtube? ¿Instagram y Tik Tok? ¿O Twitch?

Monetizar mi contenido es mucho más un juego estratégico que un juego azaroso. Tampoco se trata de un simple golpe de suerte. 

¿Por qué? Porque no todos los contenidos monetizan de la misma manera, ni rinden de la misma manera, en todas las plataformas o redes sociales. Tampoco, todas las plataformas y redes sociales monetizan igual, bajo los mismos parámetros.

¿Qué plataforma elegir si quiero monetizar mi contenido?

Pensemóslo juntos un poco… Spotify, por ejemplo, paga 15 dólares cada mil reproducciones. Youtube, dependiendo del contenido y la publicidad, puede llegar a pagar entre 2 y 4 dólares las mil reproducciones. Twitch es, a nivel mundial, la plataforma que más paga a los creadores de contenido: entre 17 y 22 dólares las mil reproducciones.

Pero, Twitch, te obliga como usuario a estar ahí en tiempo real. Porque las grabaciones no quedan, como mucho son fragmentos que después se borran. Si generás contenido en Twicht tenés que estar ahí muchas horas, lo mismo si consumís el contenido. De una u otra manera, la plataforma obliga al usuario a estar conectado.

Para monetizar mi contenido y ganar realmente dinero ahí (escuchamos que algunas personas muy posicionadas reciben entre 80 mil y 100 mil dólares por mes), tengo que estar por lo menos 8 horas diarias. Es un trabajo full time en definitiva.

También, juega un papel importante el país. Por ejemplo, Argentina todavía no es un país del podcast, en el sentido de que sean los podcast los que más moneticen en Spotify. De ahí que “El método rebord” haya elegido mudarse exclusivamente a Youtube, pero ya veremos por qué, a mi parecer, tampoco esa es la mejor decisión. 

¿Se puede ganar plata con Spotify? Sí, pero no con cualquier contenido. Los cantantes de hoy, Paulo Londra o Maria Becerra arrasan la plataforma. Ganan más que en Youtube, porque los argentinos, fundamentalmente, usamos Spotify para escuchar música. Entonces, la lógica es simple: si voy a hacer contenido de X estilo, voy a monetizar más en X plataforma o X red social. 

El tema está en llenar esas X correctamente. Sí, es una ecuación matemática: hay que hallar los valores de X o, en otras palabras, interpretar qué red social / plataforma es la mejor y más pertinente para, en particular, monetizar mi contenido. 

Si tu contenido es “googleable”, entonces es conveniente Youtube. Pero, de todas formas, cada plataforma tiene lo suyo. Hoy muchas personas monetizan en Tik Tok con videos diarios, recetas, tutoriales, etc. La interacción entre el generador de contenido y su comunidad está en las storys de Instagram.

Las grandes discusiones, lo sabemos, se debaten en la arena de Twitter. También hay gente que monetiza su contenido en Only Fans, pero muchos también lo hacen en Telegram y hasta tiene su circuito armado ahí, envían contenido y reciben el pago por Paypal.

¿Por qué, a mi parecer, es una mala decisión el adiós de El método rebord a Spotify?

“Spotify no nos paga”, esa es la base del comunicado. Monetizar mi contenido es un laburo, me dirán ustedes, no voy a hacerlo gratis. Pero, creo que acá no se está viendo el panorama completo. 

La pregunta es, ¿me sirve esto para mi estrategia de marca personal? Es un error, desde mi punto de vista, que El método rebord se vaya de Spotify porque es ahí dónde, aunque no monetice su contenido, está logrando el mayor público. Es allí hacia donde se dirige la mayor cantidad de gente que consume su propuesta.

Y, esa gente, no va a ir a escuchar a Youtube. Porque esa gente escucha y usa Spotify. No porque yo deje de usar Spotify voy a traccionar todo ese público a Youtube. Creo que se están mezclando los conceptos, hay una malinterpretación de la estrategia. Si me preguntás a mí que haría, te digo que ese contenido lo subas, sí: a Spotify, Youtube, Instagram, porque lo vos necesitás es masificarte.

No hay que subestimar los hábitos y elecciones de consumo de las personas. Cada uno de nosotros tenemos una plataforma de preferencia y, respecto a cada red social, formas de uso personales.

Acá se está poniendo por encima de la plataforma a la persona, ese es el error. Porque es completamente al revés. Consumimos una plataforma y, en consecuencia, lo que vamos encontrando ahí dentro. Esa es la realidad.

Entonces, lo que tenemos que tener claro es qué plataformas necesito utilizar para ciertas funciones. Todas las redes sociales pueden cumplir una función: Youtube, LinkedIn, Tik Tok. Todas sirven, pero no para lo mismo…

¿Te gustó esta nota?

Seguí leyendo:  El fenómeno de la polarización, ¿somos el alimento de las redes sociales?

Más articulos

Últimas noticias