viernes, enero 28, 2022
InicioActualidadObispo acusado habló acerca de escándalo por abusos sexuales

Obispo acusado habló acerca de escándalo por abusos sexuales

Un obispo acusado quien renunció de manera sorpresiva a la diócesis de Orán, en el norte Argentina, el 29 de julio de 2017, hizo una serie de señalamientos respecto a las acusaciones por abuso sexual de las que fue objeto.

En aquella oportunidad el clérigo abandonó su cargo alegando motivos de salud. En diciembre de ese mismo año arribó al Vaticano luego de ser nombrado por el Papa asesor de la Apsa, la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica.

A un mes para la cumbre acerca de abusos a la que llamó a los más de 100 presidentes de las conferencias episcopales a nivel mundial para discutir sobre el escándalo de abusos sexuales, para el Sumo Pontífice surgió un nuevo dolor de cabeza: las declaraciones de Gustavo Oscar Zanchetta.

Mirá también: Dos femicidios en menos de 48 horas conmocionan a Argentina

Después de que el diario El Tribuno revelara que la verdadera razón de la renuncia de Zanchetta era la acusación por abusos sexuales, de poder y de conciencia por algunos eclesiásticos, el 4 de enero de este año el vocero interino del Vaticano, Alessandro Gisotti, aceptó que este obispo, de 54 años, está bajo investigación preliminar.

Obispo acusado por abuso sexual es cercano al entorno del Papa

Se conoce que es un sacerdote cercano al entorno del Papa Francisco, además fue vicario episcopal de Asuntos Económicos de la diócesis de Quilmes y subsecretario ejecutivo de la Conferencia Episcopal.

En aquella ocasión, Gisotti señaló que las denuncias contra Zanchetta, que dejó momentáneamente su puesto, florecieron los últimos meses, luego de un año de que el Papa lo designara número dos del ente que administra las propiedades del Vaticano.

Sin embargo, una investigación de la agencia AP que se publicó ayer dio a conocer que el Vaticano había recibido informes en 2015 y 2017 acerca de Zanchetta.

Por otra parte, el sacerdote Juan José Manzano, uno de los tres denunciantes, dijo a AP que en un primer informe en 2015 se enviaron imágenes que se sacó el mismo obispo mientras estaba sin ropa «en actitudes obscenas o fuera de lugar».

Manzano pensó que fue una «primera alerta» que hicieron llegar a la Santa Sede por medio de «obispos amigos». En 2017, «la cosa estaba mucho más grave, no solo porque hubiera habido alguna cuestión de abuso sexual. Para el sacerdote, lo que había era un in crescendo de medidas que llevaban la diócesis al abismo».

En ese entonces se llevó la información a la nunciatura en la capital de Argentina. Cuando se llevaron los informes Manzano, vicario general de la diócesis de Orán, dio esas afirmaciones en una entrevista que concedió a AP y en un correo electrónico.

Sin embargo, Gisotti lo negó, Manzano aseveró que el papa Francisco tenía conocimiento de la problemática actuación del obispo desde 2015. El Pontífice hizo llamar llamar a Zanchetta y este se justificó al decir que le manipularon el celular y que la intención era dañar al Papa, dijo Manzano a la prensa.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments