23.4 C
Buenos Aires
2 diciembre, 2022 7:20pm

Período de prueba: todo lo que tenés que saber a la hora de contratar

El período de prueba es una parte fundamental del proceso de contratación. Sin embargo, muchos empleados y empleadores desconocen bien en qué consiste.

Muchos creen que, durante ese período, a los empleados no les corresponde estar afiliados a la obra social, o que la relación laboral se puede dar por finalizada de un día para el otro sin previo aviso.

Sin embargo, eso es totalmente falso. Existen una serie de criterios legales que regulan el período de prueba, y que deben ser acatados por todas las empresas, sin importar su tamaño ni su rubro.

Salirse de esas normas puede conllevar penas legales. Por lo tanto, es importante que los empleadores las conozcan para poder continuar con sus procesos de contratación de forma segura y legítima, dándole a sus empleados el respeto que se merecen.

Abogados como la Doctora Nancy E. García, parte del equipo del estudio Grispo Abogados, ha publicado recientemente una nota en la que ahonda mucho más en esta temática.

Sin embargo, para entrar en materia, repasaremos algunos aspectos clave que todo empleador debería conocer sobre los períodos de prueba.

¿En qué consiste exactamente este período?

El período de prueba es, como su nombre lo indica, un plazo de tres meses durante el cual los empleadores pueden poner a prueba a sus empleados recién contratados.

La idea es evaluar su desempeño, sus aptitudes y sus capacidades, para posteriormente decidir si es lo que estaban buscando o si, por el contrario, no cumple con las expectativas y se debe buscar otro candidato.

Al mismo tiempo, el período de prueba es para el empleado una posibilidad de familiarizarse con el entorno de trabajo y con las tareas que debe realizar.

El período de prueba sólo es aplicable en aquellas contrataciones que son por tiempo indeterminado. Es decir que no aplica ni para freelance, pasantías ni ningún tipo de contratación temporal.

Durante los tres meses que dura este período, ambas partes pueden optar por finalizar la relación laboral, estando eximidos de pagar cualquier tipo de indemnización.

Esto último es posible únicamente si se notifica la decisión con, por lo menos, 15 días de anticipación.

¿Qué hay que tener en cuenta para respetar el período de prueba?

En primer lugar, es indispensable que el empleador registre al empleado bajo todas las reglamentaciones legales correspondientes desde el día uno en que ingresa a la empresa.

El empleado es tal desde que firma su contrato, sin importar si el período en que se encuentra es o no de prueba. Se trata de un trabajador con todos los derechos y facultades que eso conlleva.

Siguiendo con esta línea, el empleador no puede aprovecharse de los períodos de prueba de manera abusiva.

Esto quiere decir, por ejemplo, que no tiene permitido contratar a un empleado, despedirlo tras el período de prueba para no pagar indemnización y luego recontratarlo para aprovechar esas ventajas una vez más.

Lo mismo ocurre si decide contratar a un empleado tras otro para un mismo puesto, solo para esquivar el pago de las indemnizaciones correspondientes.

Las sanciones que pueden caer sobre los empleadores que cometan abusos como estos pueden ser sumamente graves.

Como ya se ha dicho antes, el trabajador, por más que esté en período de prueba, debe ser provisto de todos los cuidados, derechos y beneficios que su posición implica.

A su vez, ambas partes (empleador y empleado) están obligadas al pago de aportes y contribuciones a la seguridad social.

Durante este período, los trabajadores están en pleno derecho a tomarse licencias por enfermedad o accidentes, y ningún empleador se las puede negar.

¿Estabas al tanto de todas estas reglamentaciones? ¿Alguna vez se te privó de alguna de ellas al comenzar en un nuevo trabajo? Compartí tu experiencia con nosotros en los comentarios.

Más articulos

Últimas noticias