28.5 C
Buenos Aires
27 enero, 2023 12:58am

Horno kamado, ¿cuáles son los primeros pasos para su uso?

Cocinar en un horno kamado es una experiencia gastronómica completamente diferente a las ofrecidas por los equipamientos tradicionales. Una técnica milenaria, reversionada a lo largo del tiempo por los apasionados en el arte de la cocina.

¿Qué es un horno kamado?

El término proviene del japonés y significa “lugar para la cocina”. Su filología representa muy bien la técnica de cocción y las múltiples funcionalidades del kamado, que hornea, asa y ahuma toda clase de alimentos en un amplio espectro de temperatura desde los 150 a los 450 ºC.

Este especial equipo se ha convertido en el horno predilecto de la alta cocina, pero, también y cada vez más, el elegido de quienes disfrutan de compartir grandes sabores en casa. Su gran ventaja es que se adapta a los ambientes reducidos y espacios semiabiertos, como balcones y aleros. Tampoco desprende demasiado humo u olor.

¿Te estás preguntando cómo usarlo? Cocinar en un kamado es muy fácil y seguro. ¡Te contamos cuáles son los primeros pasos a seguir!

Encendido y preparación del equipo

A leña o carbón, los kamados cumplen la función de ser horno, parrilla y ahumador con la misma elegancia y sofisticación. El procedimiento de encendido puede realizarse de muchas formas, aunque todas muy sencillas una vez que tomamos confianza.

El primer paso es asegurarnos que el oxígeno pueda ingresar en nuestro horno, sino no tendremos fuego. Los kamados tienen dos aberturas que facilitan el ingreso y el egreso del aire: una superior y una lateral. Ambas deben estar abiertas al máximo antes de comenzar a prender el fuego.

Luego, ¡ya podemos empezar! Para el encendido, la técnica “volcancito” es una de las más sencillas. Esta es muy utilizada por quienes usan con frecuencia su kamado en casa.

El procedimiento son solo unos pocos pasos: 

1) Comenzamos haciendo algunos bollitos de tamaño mediano con papel seco, rollo de cocina o servilletas de papel; 

2) Humedecemos los bollitos con aceite (sí, el de girasol o mezcla que solemos tener todos en la alacena), también puede ser alcohol; 

3) Colocamos los bollitos en el centro del kamado y los rodeamos con trozos de leña o carbón vegetal, simulando la forma de un pequeño volcán;

4) Con fósforos o encendedor, encendemos los bollitos de papel. Quien lo desee puede incluir algunos arrancadores (maderas pequeñas que ayudan a que prenda más rápido un nuevo fuego);

5) Cuando la llama se ha formado, sumamos nuevamente algunos trozos de carbón por encima del papel y lo cubrimos. 

6) Listo, ¡el fuego se prende solo! Solo queda cerrar la tapa del equipo y esperar unos 20 o 30 minutos mientras se incrementa la temperatura.

¿Cómo sé si mi kamado está en la temperatura óptima para empezar a cocinar?

Antes de introducir los alimentos, nuestro fuego se debe hallar adecuadamente nivelado. Si, por ejemplo, vamos a asar, la temperatura ideal para los cortes más usuales es entre los 150 y 250 ºC.

Es momento, entonces, de configurar la entrada y salida de oxígeno:

El primer paso es colocar la abertura superior del equipo en posición uno, de modo que quede solo un espacio pequeño. La entrada lateral de aire debe estar en posición dos

Esperamos unos minutos y el kamado se va a nivelar a la temperatura deseada. Recordemos que todo fuego se alimenta de oxígeno, y esta no es la excepción. Si cerramos por completo las aberturas el aire no ingresa y ahogamos las llamas. 

¿Querés saber cuál es el modelo ideal para vos?

Los hornos kamados están disponibles en una variedad de marcas, tamaños y colores. Para saber cuál es el que mejor se ajusta a tu espacio y preferencias de uso podés contactarte con el equipo de Mis Parrillas, disponible para asesorarte de forma atenta y personalizada.

Si te interesó esta nota, no dejes de leer: ¿Qué cocinar en un horno Tromen Gourmet?

Más articulos

Últimas noticias